Make your own free website on Tripod.com
Dwight Yoakam
Discografía comentada

HOME

Apuntes biográficos | Discografía comentada | Las polvorientas calles de Bakersfield | El pionero: Buck Owens (Entrevista) | Escríbeme!!

Pete Anderson dirige la grabación de su primer single, "I'll Be Gone" (1984), para una recopilación de bandas californianas que edita Enigma Records bajo el nombre de "A Town South Of Bakersfield", que se hace oir en las radios locales independientes de Los Angeles. Eso les da ánimos para seguir y grabar un mini-álbum en Oak Records que llama la atención de Reprise, un sello del grupo Warner. La discográfica compra la grabación, les hace grabar cuatro temas más y lo reedita como álbum completo: "Guitars, Cadillacs, Etc, Etc." (1986).

dwight77.jpg

Este álbum debut supuso un impacto inmediato y, dato curioso, su primer single, "Honky Tonk Man", so coló muy arriba en las listas de las emisoras oficiales de country. El disco causó revuelo en Nashville y parecía que la "meca del country" daría la bienvenida a Yoakam, pero su vocación de "outsider" --referencias a la prensa sobre la "basura de Nashville"-- le priva de una fama mayor.

[...] Considerada obra menor, en "Hillbilly De Luxe" (1987) volvemos a encontrar, además de una profusión desmedida de rockabilly, bluegrass y rock'n'roll galopante, esas baladas subyugantes como "Johnson's Love", que revelan una sensibilidad poco común, relatos escalofriantes de desamparo,amargura etílica, pasión y muerte.

Trascendiendo resolutas revisiones del "Smoke Along the Track", de Alan Rose, o del "Little Sister" que Doc Pomus escribió para Elvis, el gran himno del disco es "Readin', Rightin', Route 23 [...].

En "Buenas Noches from a Lonely Room" (1988), ya puede rodearse de una corte de profesionales y colaboradores de lujo, puestos aquí al servicio de un disco impecable pero aséptico [...]. El álbum satisface a incondicionales, precisamente porque Yoakam sigue apostando a ganar con las cartas de siempre. Su universo continua inalterable: el vaquero errante alejado de su hogar, los tiempos duros en las fábricas, los perfiles desdibujados de la botella o venganzas pasionales que conducen a los muros de las prisiones.

Dwight por fin se deja caer por Texas, acompañado del mismo Buck Owens. Flaco Jiménez les da la bienvenida con su acordeón y, los tres, se marcan los mejores pasos de baile tex-mex del country de los 80 en "Streets of Bakersfield", un tema de Homer Joy. Otra revisión consistente del álbum es "Home of the Blues", de Johnny Cash. Pero de nuevo las baladas se revelan como el particular punto clave de su producción. Historias y memorias son urdidas por el plañido lánguido del vaquero desde el turbio crepúsculo del alma. Como resultado, canciones empapadas de una intensa nosalgia fronteriza, no sólo geográfica, sino también temporal (presente vs. recuerdo), espiritual (gris y fría realidad vs. sueños y aspiraciones) y moral (existencia vs. muerte).

(Versión completa en "Ruta 66", enero 2000, núm. 157)


"If There Was a Way" (1990)

dwight99.jpg


Tras "Just Looking For A Hit", un grandes éxitos con un par de versiones inéditas ("Long Way Cadillac" de Blasters y "Sin City" de Gram Parsons, a dúo con k.d. Lang), aparece el trabajo que certifica su condición de compositor maduro:

"If There Was A Way" (1990) representa la culminación y el fin de una etapa, a partir de la cual Yoakam tendrá que plantearse la necesidad de superar la cómoda inercia creativa y renovar sus clichés de country ya algo trillado.

Aunque no presente ninguna sorpresa, el trabajo se impone por lo contumaz de sus planteamientos y por regirse según unas coordenadas fijas y obstinadas: country añejo mascullado con voz nasal y "asquerosamente" yanqui, sacudido por ritmos trotones y decididos como un caballo de rodeo, baladas de cínico tono acariciadas por sinuosas frases de guitarra steel y punteos de manolina y dobro, rocanroles desafiantes cadenciosamente teñidos de amargura blues.

No es sólo su disco mejor resuelto, sino el que revela a todas luces la plenitud y el encanto de un estilo, bajo el que uno sucumbe sin saber por qué.

Incluye su colaboración con Roger Miller "It Only Hurts When I Cry".

Un producto como "Last Chance of a Thousand Years", la reciente antología que criba los éxitos de los 90, podrá parecer gratuito para un mercado tan poco receptivo al country como el nuestro [...].